Dieta equilibrada: la clave de la buena salud

Ahora que ya han pasado las Navidades y la Semana Santa, dos de las fechas más temidas del año por el exceso de comida que ingerimos, es momento de ponernos manos a la obra y empezar a aprender a comer sin pasar hambre. El concepto ‘pasar hambre’ aterra a cualquier persona que, acostumbrada a comer con excesos, se ve obligad@ a ponerse a dieta. Y es que pasar hambre va ligado a muchas dietas, pero desde Ellebia Diet nuestro objetivo es daros algunos de los trucos que más útiles para poder seguir disfrutando de la comida y hacer casi casi la misma vida de antes. Ready?

Lo primero que hay que saber es:

  1. Deporte
  2. Eliminar el alcohol
  3. Darse al agua

Aunque también es importante que sepas:

  • Hay que eliminar los alimentos grasos de nuestra dieta porque no nos aportan nada, están cargados de grasas malas y muuuucho azúcar: bollería industrial, bebidas con gas, etc.
  • ¡No olvides el desayuno! Es la comida más importante del día, y salir de casa con el estómago lleno nos permitirá un mayor rendimiento en tu jornada.
  • Come mínimo 4 ó 5 veces al día, y come plenamente. Es decir, sé consciente que estás comiendo y ponle todos los sentidos. El Mindfulness en la comida es básico para que el cerebro se de cuenta de que estamos ingiriendo alimentos. De esta forma aseguramos que no tendremos hambre al cabo de 20 minutos de haber acabado.

  • Ingiere alimentos ricos en fibra, como las verduras, la fruta; y pásate a la plancha, al vapor. Te darás cuenta del sabor de verdad que tienen los alimentos. Con los fritos, el aceite de girasol empaña los sabores y solo sentimos la fritanga.
  • Intenta aumentar el consumo de pescado y no tanta carne magra. El pescado aporta gran cantidad de Omega 3.
  • Y, por último, limita todo lo que puedas la sal.